Has leído bien, coronas de flores en Las Rozas no sólo para difuntos.

Hay dos tipos de coronas de flores:

Uno que es el usado eminentemente por mujeres que deciden adornar sus cabezas con ellas y otro que sirve para acompañar los restos de nuestros seres queridos.

A continuación vamos a tratar los términos sucintamente para desgranar los conceptos y que sirve para intentar explicar todo esto.

En su uso como ornamento personal solemos verlas usadas por novias en sus bodas o meramente como complemento a modo ornamental que completa un outfit. Estaría en la categoría de otros elementos tales como calzado, cinturones o bolsos. Si indagamos en el término vemos que lo componen “coronas” y “flores”.

Como Coronas

Como coronas se ponen en la cabeza que es la zona del cuerpo más cercana al cielo, a lo elevado. Y es que desde la más antigua Grecia han sido usadas para simbolizar que con ellas se establecía una relación con lo celestial por su forma redonda, que viene a simbolizar el sol, y en las que eran de laurel el aspecto de rayos solares.

En su origen se utilizaban para distinguir a la persona que la llevaba y se encontraban limitadas a ser usadas por aquellos que gozaban de una posición privilegiada pero con el tiempo se ha popularizado su uso y usarlas sólo depende del arrojo que se tenga para ponérselas.

Como Flores

Las flores y hojas nos evocan al reino vegetal y en la casada simbolizan la fecundidad de la madre así como la dignidad alcanzada por la unión conyugal. Las flores en su forma de corona han tenido matices sexuales y amorosos usadas en bacanales o en la Biblia como simbolizando los placeres terrenales.

Como corona de flores para difuntos

Simboliza el alfa y omega, el principio y el fin y el paso a la eternidad. En el catolicismo, por su forma redonda nos recuerdan la eternidad de Dios, que no tiene principio ni fin, que venimos de él y a él regresamos. Pero los adornos florales usados para honrar a los muertos no tiene su origen en la fe cristiana, su uso está documentado en el año 62.00 ante de Cristo.

Como decoración de los hogares

Este resumen sirve para hacer una revisión del uso que hasta la actualidad han tenido, y digo hasta el momento porque se está convirtiendo en tendencia una tercera forma de utilizarlas: para adornar el interior de las más ostentosas mansiones de Las Rozas.

En primera instancia la idea de colgar una corona de flores en el salón de una casa de Las Rozas al lado de la tele no parece muy atractiva pero siempre hay que tener  en cuenta que la excentricidad es un valor entre los más afamados (¿horteras?) y que muchas de las modas que proliferan entre los famosos se vende mejor si están envueltas de un halo de espiritualidad y misticismo.

De este modo lo presentan como una síntesis de todo lo que han venido significando a lo largo de toda la historia de la humanidad: así pues aplicado como nuevo modo de decorar las casas simboliza estatus, la pretensión de estar cerca de lo divino y codiciada inmortalidad buscada por el ser humano desde que tuvo consciencia de lo finito de la vida. Todo ello metido en la coctelera y bien agitado da como resultado esta moda que en honor del buen gusto esperamos que sea pasajera y anecdótica.

Y hasta aquí el artículo, podéis descansar en paz 😉

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies